4

El universo medieval

Publicado por BcH el Mar 25, 2010 en Castillos, Pensamiento

La estrella

La estrella

Vamos a volver hoy a la época medieval, para recordar el libro “Vivir en un castillo medieval”, protagonista de un buen número de entradas del blog. En aquel tiempo, se consideraba que la tierra era plana y que a su alrededor se movían la luna y el resto de planetas, en órbitas esféricas. Bajo la tierra está el infierno y por encima, el purgatorio.

El universo se dividía en dos partes: sublunar o temporal, bajo la esfera de la luna y supralunar o celeste, por encima, donde estaban los astros, los ángeles y los santos. Finalmente, por encima de los planetas, el cielo. Este es algo así como un cristal esférico sobre el que están fijas las estrellas.

Etiquetas: ,

 
5

El camino del leproso

Publicado por BcH el Feb 16, 2010 en Castillos, Pensamiento, Religión

Cuando alguien se contagiaba de lepra era desterrado de la sociedad y comenzaba “un camino” hacia su final que se guiaba por leyes y normas que todos los leprosos debían aceptar. El siguiente gráfico ilustra estas cuestiones (pinchar en él para ver aumentado):

El camino del leproso

Etiquetas: ,

 
1

Mejoras en el rastrillo

Publicado por BcH el Feb 3, 2010 en Castillos, Combate


Ya hemos comentado cómo las puertas eran el punto más débil del contorno defensivo de un castillo y por lo tanto uno de los que mejor debían ser defendidos. El rastrillo era la defensa más típica y habitual. En la imagen de esta entrada se puede ver un rastrillo elevado en la puerta. Un método de defensa sencillo y efectivo, pero con un grave problema. Si el rastrillo estaba elevado, aunque fuera parcialmente, cuando el enemigo llegaba hasta él, podría inutilizar sencillamente poniendo algún elemento rígido que lo sostuviera.

Para evitar este problema, se ideó otro sistema en el que el rastrillo era sustituido por una serie de maderas verticales independientes. Así, si se bloqueaba su caída, únicamente se detenían algunos de los barrotes llegando los demás hasta el suelo y por lo tanto cumpliendo con su cometido.

Etiquetas: , ,

 
1

La casa del rey

Publicado por BcH el Ene 24, 2010 en Caballeros, Castillos, Oficios

La casa del rey medieval

La casa del rey medieval


Hace unos días comentábamos algunos de los oficios que desempeñaban los hombres más cercanos al rey. Volvemos hoy sobre ese punto para tratar los hombres que ocupaban los cargos más importantes en la casa del rey, que habitualmente eran grandes nobles. Estos puestos en torno al rey eran un verdadero honor, aunque en algunos casos significara sujetar la escudilla en la que el rey se lavaba las manos, simplemente, y cuestiones similares.

Unos cuantos jóvenes solían acompañar al rey en público, algunos pajes y criados, que no eran obligatoriamente nobles, y donceles, que lo eran en todo caso. El rey debía tomar complicadas decisiones y únicamente unos pocos hombres, muy pocos, eran tenidos en cuenta o se consideraba su opinión; eran los consejeros reales. Eran convocados y consultados cuando el rey lo requería. Entre ellos, los había con privanza, y que por lo tanto tienen mayor influencia sobre el monarca: son los privados.

Todo este complejo entramado se replica en el caso de la reina, que también tenía sus acompañantes, sirvientas, consejeras…

Etiquetas: , ,

 
4

Los funcionarios medievales

Publicado por BcH el Ene 20, 2010 en Castillos, Comida


Las cortes medievales no estaban exentas de tareas administrativas y de un buen número de ocupaciones al servicio del rey y sus allegados. Juristas, escribanos, cronistas y tesoreros se ocupaban de que la maquinaria funcionara y el reino no sucumbiera. Pero también había médicos, trovadores, pintores, barberos, cereros o mensajeros, por citar algunos de una lista interminable. Debemos contar entre estos trabajadores al servicio del rey a toda la serie de damas y caballeros que no hacían otra cosa que acompañar al rey y “hermosear la corte”.

En el ámbito más cercano al rey y más doméstico tenemos al mayordomo como figura central y cuya tarea era principalmente organizar al resto de trabajadores. El camarero, también muy cercano al rey, se encarga de todo lo que tiene que ver con su cámara: vestuario, comidas, salud e higiene.

Hay despenseros, aguadores (ocupados del vino, agua y los refrescos), boticarios, acemileros (ocupados en el transporte del mobiliario y el ajuar real), veterinarios… que teniendo personas a su cargo para ocuparse de su parcela, deben rendir cuentas y están bajo la supervisión del mayordomo.

Como vemos, toda una maquinaria de lo que hoy conocemos como funcionarios que hacían marchar al reino y ayudaban al rey. Había personas definidas y dedicadas a las tareas más simples y nimias, para que el rey siempre estuviera bien servido.

Etiquetas: , ,

 
0

Reseña de Vivir en.. un castillo medieval

Publicado por BcH el Ene 15, 2010 en Castillos, Los libros


Se ha publicado en la magnífica web La2Revelación una reseña del libro “vivir en… un castillo medieval” de Covadonga Valdaliso que es muy interesante y de la que nos gustaría resaltar algunos puntos:

[...]no sólo se nos hablara del día a día en un castillo, de sus habitantes y oficios, su alimentación, de todas estas cosas que, desde un principio, podíamos esperar que fuesen adecuadamente tratadas en el libro, que lo son, pero aún hay más. A lo largo de la obra se ofrece una introducción muy completa a muchos de los aspectos que configuran el mundo medieval, tanto en lo divino -creencias, cosmología-, como en lo humano -alimentación, entretenimientos, enfermedades, muerte-. Y es aquí cuando la elección de tres castillos, y no solo uno, toma pleno sentido.

Tenemos entre manos, de nuevo, una obra completa que, desde un arranque particular -cómo se vive en…- nos ofrece una visión general del mundo que rodea nuestro punto de inicio. Si bien también es una obra con un claro carácter divulgativo, también es recomendable para aquellos ya iniciados en el tema.

[..]siempre que leemos, que profundizamos, en cómo vivieron y cómo fueron los que nos precedieron acabamos, a fin de cuentas, leyendo sobre como vivimos y como somos nosotros mismos.

Etiquetas:

 
2

La teoría de los humores

Publicado por BcH el Ene 13, 2010 en Castillos, Pensamiento
Los humores determinan el carácter

Los humores determinan el caracter

Según la creencia medieval, el cuerpo humano se componía de cuatro humores, que no eran otra cosa que fluidos corporales. Para disfrutar de salud y belleza se debía mantener el equilibrio entre los mismos. Este número de cuatro coincide con los cuatro elementos básicos de la naturaleza (tierra, agua, aire y fuego), con las cuatro estaciones del año y con los cuatro principios elementales (frío, caliente, húmedo y seco). Como vamos a ver, todo estaba relacionado.

Los cuatro humores eran los siguientes:

  • Bilis negra: fría y seca, remite a la tierra, aumenta en otoño y controla el bazo.
  • Flema: fría y húmeda, se corresponde con el agua y el invierno y manda sobre el cerebro y el pulmón.
  • Sangre: caliente y húmeda, se corresponde con el aire, aumenta en primavera y sirve de alimento para el corazón.
  • Bilis amarilla: caliente y seca, representa al fuego, es típica del verano y se distribuye por el hígado y la vesícula.

El carácter de una persona dependía del humor dominante en su cuerpo, y así podía ser melancólica, flemática, colérica… en función de estos fluidos. Estos fluidos se pueden controlar con la alimentación, y así había todo un catálogo de alimentos que subían o bajaban un humor u otro.

Etiquetas: , ,

 
1

El cortador

Publicado por BcH el Dic 27, 2009 en Castillos, Comida, Oficios


En los grandes banquetes medievales se servían animales como cerdos o cabritos que después de ser preparados, eran presentados en la mesa como si estuviesen enteros y allí se troceaban. Esta tarea de despiece le correspondía al cortador, también conocido como trinchante, que además servía al señor, le limpiaba y le ayudaba durante la comida. Pero no era esta la única responsabilidad del cortador y, desde luego, no era la más importante.

El oficio de cortador no era sencillo y por ello era muy reputado. Se debían conocer las normas de comportamiento en los banquetes con los señores y cómo tratar a los nobles y reyes. También era responsabilidad del cortador evitar que los cuchillos fueran envenenados y una importante baza en esta tarea era la lealtad. Por ello, el cortador seguía a su señor allá donde iba, portando todo lo necesario para sus labores: cuchillos, tenedores enormes, trapos para limpiar…

Pero como toda precaución es poca, los cuchillos permanecían siempre bajo llave hasta que era necesario su uso. Antes de usar un cuchillo, se cortaba con él una rebanada de pan y esta se daba a probar al repostero. ¿Y por qué al repostero? Porque era el responsable de custodiar el arcón en el que se guardaban los cuchillos.

Etiquetas: , , ,

 
4

Glosario de castillos, actualizado

Publicado por BcH el Dic 13, 2009 en Castillos

El glosario de términos relativos a castillos ha sido actualizado. En esa sección podréis aprender, de forma visual, qué significan términos como matacán, lazareto, ejido, gavilán, fundíbulo o rodela.

Etiquetas: ,

 
6

Derechos señoriales

Publicado por BcH el Dic 3, 2009 en Castillos

Derechos señoriales
La relación del señor de un castillo con las personas que vivían en el entorno se basaba en el beneficio mutuo. Protección a cambio de pagos, principalmente. De todos modos, el señor también disponía de algunos elementos y derechos por lo que los campesinos pagaban de un modo u otro. Para estos la taberna, el puente o alguna puerta de acceso eran muy útiles y pagaban por su uso al señor.

Así tenemos los derechos de pontazgo que se pagaban para poder usar un puente propiedad del señor o los derechos de portazgo, para poder atravesar una puerta. Como vemos, era una forma básica y simple de cobrar impuestos. Para cruzar con el ganado por el monte, se debía pagar por el derecho de montazgo y si se quería vender vino, a rascarse la bolsa tocaba en virtud del derecho señorial de colodrazgo. Derecho de barcaje para usar una barca del señor o incluso el derecho de castillería obligaba a pagar por el simple hecho de pasar por los aledaños del castillo.

Todos estos derechos señoriales le suponían importantes ingresos al señor. Podrían ser abusivos, pero parecen lógicos en muchos casos. En cambio había algunos otros derechos que, al menos en la mentalidad actual, no son aceptables. Por ejemplo, el derecho de mañería que permitía al señor quedarse con los bienes de aquel que moría sin descendencia. La saca, que obligaba a pagar por sacar grano de los límites del señorío. El privilegio de corral, que permitía al señor llevarse cualquier animal del corral del campesino. Estos son sólo algunos ejemplos.

No nos olvidemos del derecho de pernada, que daba potestad al señor para yacer en la noche de bodas con la recién casada. Aunque no está del todo probado que se llevara a cabo de manera habitual y es posible que se confunda con algún ritual.

Etiquetas: , ,



Copyright © 2014 Vivir en…. All Rights Reserved.
Theme by Lorelei Web Design.